fbpx
Seleccionar página

En fútbol femenino, no es tan común ver una saturación de marcas patrocinando tanto clubes, deportistas o torneos como sucede en otros deportes. La buena noticia es que cada vez ocurre más.

Especialmente las jugadoras, son probablemente la pieza menos sostenible si nos fijamos en el largo plazo, cuando la mayoría de ellas no pueden ganar lo suficiente para dejar de trabajar tras sus carreras.

El branding puede ser la solución, ganando dinero como resultado pero no como objetivo principal. Las deportistas pueden beneficiarse de distintas maneras si desarrollan su marca personal:

  1. Conectar con fans, marcas y medios. Contando su historia de una forma consistente, auténtica y frecuente lleva a atraer a aquellos stakeholders que comparten la misma idea y mensaje.
  2. Vivir de su pasión. Intentar causar un impacto a través de una identidad personal y conectado con partners lleva inevitablemente a generar más ingresos que incrementan el ROI de su pasión.
  3. Dejar un legado en el deporte. Las leyendas dejan un mensaje por su historia, personalidad y valores. Crear una marca, junto con éxito deportivo, puede convertirles en referencias de su deporte.

Vivimos en una sociedad donde el deporte juega un papel muy importante en la vida de las personas y, consecuentemente, las deportistas y entidades deportivas se convierten en los más influyentes, especialmente en el área digital. Por otro lado, la mayoría de las grandes y mejores marcas están en deporte y la mayoría de los mejores deportistas cuidan su imagen.

Una oportunidad en su trayectoria de hacer algo más allá del deporte.

Esta web usa cookies. Si continuas navegando, aceptas su uso. Saber más. This web uses cookies. If you continue browsing, you accept their use.

ACEPTAR
Aviso de cookies