fbpx
Seleccionar página

Un producto no puede venderse hasta que no esté fabricado.

El fútbol femenino está producido pero aún en versión beta, un producto mínimo viable, y no en muchos casos.

Uno de los factores clave que necesita para completarse son los salarios, no podemos pedir un deporte competitivo, atractivo y rentable si no podemos calificarlo de profesional.

El estudio FIFPro Global Employment Report de 2017 reveló los siguientes datos:

  • 600$ (512€) es el salario mínimo medio en fútbol femenino
  • El 50% de jugadoras no cobran
  • 12 meses es la media de duración de los contratos
  • 47% de las jugadoras no tienen contrato
  • 90% de las jugadoras dice que probablemente dejarán el fútbol pronto
  • 76% de ellas combinan el fútbol con estudios o trabajo
  • El 60% tiene entre 18 y 23 años

¿Cómo podemos vender un show donde las principales protagonistas apenas están remuneradas?

La organización mundial FIFPro recomienda las siguientes medidas para resolver la situación:

  • Trabajos decentes con pagos y condiciones decentes
  • Instalaciones de entrenamiento adecuadas
  • Invertir en profesionales del área de business y ciencia del deporte
  • Innovar en nuevos modelos de contratos, pagos y patrocinios
  • Responsabilidad por parte de todos para que suceda

Para clubes, ligas y federaciones, puede ser arriesgado invertir lo que se necesita, pero más arriesgado será no hacerlo.

Utilicemos el marketing para alcanzar el máximo potencial del fútbol femenino, siempre con jugadoras profesionales reales para atraer fans, marcas y medios.

Todos juntos.

Puedes acceder al estudio completo aquí:
2017 FIFPro Global Employment Report

Photo credit: FIFPro

Esta web usa cookies. Si continuas navegando, aceptas su uso. Saber más. This web uses cookies. If you continue browsing, you accept their use.

ACEPTAR
Aviso de cookies