fbpx
Seleccionar página

En Naru Sports, la agencia de gestión deportiva para quién lidero el área de comunicación, hemos desarrollado un proyecto enfocado en crear marcas para atletas del deporte femenino.

Desde el primer día, nos hemos centrado en aprovechar la oportunidad de resolver un problema que potencialmente o actualmente está presente en el mercado. Lejos de los tradicionales planes de marketing o de empresa que preestablecen una serie de recursos, objetivos y camino para el corto, medio y largo plazo, adoptamos una mentalidad Design Thinking. En palabras normales, dejar que el feedback y la opinión de clientes diseñara nuestro servicio.

El proceso se divide en tres etapas que llevan a distintas tareas considerando fases abstractas y concretas y también los problemas y soluciones para consumidores.

En mi opinión, lo mejor de este modelo es la importancia de construir valor desde información de cliente para solucionar su problema. Sabíamos que las deportistas pueden beneficiarse de desarrollar su marca personal desde diferentes perspectivas. Por ejemplo, notoriedad, ingresos e impacto social.

Sin embargo, la propuesta de valor está en constante evolución, especialmente cuando no existe un histórico de mercado sólido.

Finalmente, no es una sorpresa que debemos medir, todo el mundo lo dice. Pero lo cierto es que no lo hacemos, y no existe si no podemos medirlo.

Esta web usa cookies. Si continuas navegando, aceptas su uso. Saber más. This web uses cookies. If you continue browsing, you accept their use.

ACEPTAR
Aviso de cookies